cata de vino

5 razones por las que debes regalar una cata de vino

Encontrar el regalo perfecto para alguien especial puede ser realmente complicado, ya que quieres obsequiare algo que de verdad le guste y lo disfrute. Una experiencia que jamás haya vivido. 

Si a esa persona le gusta el vino, una de las mejores opciones es regalarle una cata de vino, ya que, al tratarse de un evento muy especial, seguro aciertas.  

¿Quieres saber las razones porque las catas de vino son un momento único? En Bodegas Altanza te lo explicamos con todo lujo de detalle 

Por qué regalar una cata de vino 

Que las catas de vino estén tan de moda no es casualidad. Se trata de una experiencia relajante, cautivadora y divertida en la que aprenderás sin ni siquiera notarlo. 

Tanto si el regalo es para ti como para alguien más, asegúrate de mantener tu mente abierta para disfrutar de todos los beneficios que las catas de vino ofrecen.  

 Cata de vino. Una experiencia en todos los sentidos 

El primer beneficio de las catas de vino es altamente conocido.  

Los vinos son bebidas con una gran personalidad. Cada vino posee unas notas aromáticas y de sabor muy distintas que dependen de las uvas escogidas para su elaboración, su fermentación y el lugar donde se haya añejado.  

Esto puede ser difícil de comprender si nos lo explican teóricamente, pero si vamos a una bodega, observamos las barricas, detectamos los olores que impregnan la sala, entenderemos más fácilmente de lo que tanto nos han hablado en el pasado. 

Y en el momento de la cata de vino, todo cobra sentido. Comprendemos por qué tiene, ese color, ese aroma y ese sabor. Por primera vez captamos la personalidad de la bebida que tenemos enfrente. Todos sus matices.  

Lo mejor de todo es que ese conocimiento volverá a resurgir cada vez que tengamos un vino delante, pues al integrar la teoría con la práctica en la cata, sabremos como captar esos matices otra vez. 

Las catas de vino se adaptan a todo el mundo 

Descubrir un nuevo mundo no es la única ventaja de regalar una cata de vino, y es que, al ser un evento tan sencillo en el que únicamente se necesitan una copa, algunas botellas de vino y un sitio para colocarlas…Ahora se ha creado otra modalidad de catas de vino: la cata de vino online.  

Este tipo de catas, como su nombre indica, se refiere a la guía y degustación de un vino de manera virtual. Esta nueva forma, aunque no tan inmersiva como la presencial, ha sido una excelente forma de mantener a los amantes del vino entretenidos durante la pandemia, debido a que los medios tecnológicos permiten seguir transmitiendo los saberes necesarios. 

En la actualidad se siguen manteniendo este tipo de catas no solo como medida preventiva post pandémica, sino como medida de acercar el mundo del vino a aquellas personas que no cuentan con tiempo suficiente para desplazarse hasta la bodega.  

Así que, si siempre habías querido regalarte una cata de vino, pero no habías tenido tiempo, ahora no tienes excusa. 

 Catas de vino para hacer networking 

Las personas que van a las catas de vino disfrutan esta bebida y están interesadas en saber más sobre ella, por lo que, si la viticultura te llama la atención, pero no consigues a nadie con quien compartir esta afición, la cata puede ser un buen lugar para buscarlas.  

De hecho, muchas veces se organizan clubs y grupos de cata de vinos donde comparten información vitivinícola y organizan excursiones a distintas bodegas para seguir ampliando sus conocimientos y disfrutar de un gusto común 

Por otro lado, los hombres y mujeres que van a estos eventos suelen ser profesionales de campos muy diversos y que, al estar en un entorno agradable se encuentran dispuestos a hablar y a conectar con otros. Más aun, ya ha habido algunas catas de vino que, además de ofrecer un buen momento, también se han organizado para juntar profesionales que buscan hacer networking y que debido a la pandemia han visto mermadas sus posibilidades. 

 Vacaciones inolvidables de enoturismo 

Tanto si cuentas con una vacaciones largas o cortas, puedes ponerles un broche de oro con la visita a una bodega y cata de vino. Especialmente si te encuentras en una región vinícola, como en la Rioja. En ese caso no puedes irte sin antes disfrutar de la esencia de la Rioja.  

Las bodegas suelen hallarse a una distancia relativamente cerca de cualquier núcleo urbano, por lo que puede ser una escapada diferente que te permitirá conocer otro aspecto de la autonomía en la que vives. 

 Conoce el mundo vitivinícola a través de una cata de vino 

Finalmente, al pagar por una cata no solo estas accediendo a la prueba de la bebida en sí, sino también podrás disfrutar de conocer en primera mano, el paisaje que rodea a la bodega, los cultivos de uvas, los procesos necesarios para elaborar el vino y cómo y dónde este se añeja.  

Un paseo que te hará conocer a profundidad el mundo vinícola, a la vez que inunda tus fosas nasales de deliciosos olores antes de pasar a la cata.  

¿Suena bien no? Entonces, atrévete con la cata de vino y descubre todo un universo de sensaciones nuevo. Desde Bodegas Altanza te esperamos 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Ir arriba